Manejo del cultivo donde hay una sola cosecha

Hay territorios en América Latina, donde hay un período continuo de lluvias con una sola época seca del año

En América Latina hay territorios donde hay un período continuo de lluvias con una sola época seca del año. Por ejemplo, las zonas cacaoteras de Colombia como Llanos Orientales y Urabá y en algunas zonas húmedas de Honduras se presentan lluvias a partir de marzo y hasta diciembre con disminución de lluvias en el resto del año.

En estas zonas, las plantas de cacao pasan por cuatro etapas durante al año: etapa de reposo en los meses de enero y febrero; etapa de crecimiento vegetativo en los meses de marzo, abril y junio; etapa de período productivo durante los meses de julio, agosto y septiembre y la etapa de cosecha en los meses de octubre, noviembre y diciembre.

En la etapa de reposo, no ocurre formación de hojas y ramas y la producción de frutos es escasa. Una vez que comience a llover se genera la etapa de crecimiento vegetativo; hay nuevas hojas, nuevos brotes de yemas, producción y crecimiento de las nuevas ramas. Es posible que haya cierta cantidad de floración en estas etapas, pero la mayoría se abortan y no hay mucha producción de mazorcas.

Luego viene la etapa reproductiva cuando los árboles forman la mayor parte de sus flores y sus frutos, además de vestirse de hojas verdes intensas que suministran alimentos y energía para el crecimiento de las mazorcas y granos de cacao.

Finalmente, se presenta la etapa de cosecha principal, con una duración de 2 a 3 meses cuando al árbol de cacao se le descarga la cosecha y queda dispuesto para iniciar un nuevo de ciclo de vida.

El comportamiento de los árboles marca, de esta manera, las épocas en que se deben ejecutar las diferentes labores del cultivo y así se define el calendario de actividades para el manejo de cacao en la zona donde hay una cosecha principal.