Producción de cacao en sistemas agroforestales

¿Por qué producir cacao en sistema agroforestal?

¿Qué es un sistema agroforestal?

Un sistema agroforestal es una forma de usar el suelo de mejor manera; por lo que se combinan varios cultivos, asociando diferentes tipos de plantas de manera ordenada. En estos sistemas, todas las especies, incluidos las plantas, los animales y los microorganismos establecen relaciones para el beneficio de sus vidas. El cacao establecido con árboles acompañantes se define como un sistema agroforestal. Esta combinación de plantas y cultivo del cacao brinda diferentes beneficios y productos a las familias haciendo un mejor uso de las parcelas de cacao.

El cacao establecido en asocio con árboles es un sistema agroforestal.

 

¿Cuáles son los beneficios de los sistemas agroforestales?

El principal beneficio de los sistemas agroforestales es el mejor aprovechamiento y protección del suelo. Los sistemas agroforestales ayudan a conservar el agua, restaurar suelos degradados, mantener o aumentar la diversidad de la vida natural, que habitan en las plantas y en el suelo.

Otro beneficio de los sistemas agroforestales es la producción continua y cosecha permanente. Por la venta de estos distintos productos se logra aumentar los ingresos de las familias, garantizando un ingreso durante todo el año. Además, los sistema agroforestales aseguran que siempre haya demanda de mano de obra.

El beneficio de los sistemas agroforestales es la producción continúa y cosecha permanente.

 

¿Cómo funcionan los sistemas agroforestales?

Todos los elementos del sistema agroforestal: las plantas, los animales y los microorganismos se relacionan entre sí y compiten o comparten. Dentro de un sistema, la vida de todos los seres vivos depende de los nutrientes que circulan.

Al usar los nutrientes, el agua y la luz solar, algunos elementos producen los alimentos y otros los consumen. Unos consume más que otros y hay organismos como las lombrices de tierra, insectos, hongos y bacterias, que ayudan a descomponer los restos de plantas y animales. Esto ayuda a que se recuperen los nutrientes.

Todos estos elementos del sistema agroforestal se relacionan.

El límite de la capacidad de un sistema está en los recursos: el agua, la luz solar, los nutrientes del suelo y el aire. Los nutrientes entran al sistema por los aportes del suelo y la materia orgánica y salen del sistema cuando los arrastra el agua, el viento o cuando se transforman en cosechas que se sacan de la finca.

El éxito de un sistema agroforestal depende del equilibrio entre las entradas y las salidas de los nutrientes. Un manejo adecuado del sistema se inicia con la selección apropiada de los cultivos y los árboles que se establecen en un sistema agroforestal, para que se beneficien mutuamente.

El éxito de un sistema agroforestal depende del equilibrio.

Los insectos y microorganismos presentes en el suelo y plantas pueden brindar beneficios al sistema o pueden afectarlo. 

Por ejemplo, en el sistema existe una relación de beneficio entre las mosquitas del género Forcipomyia y el cacao. Los insectos polinizadores garantizan la polinización y, por tanto, la producción de mazorcas y granos de cacao.

Mazorcas atacadas por el hongo Monilíophthora Rorerí

Por otro lado, existe una relación de daño entre el cacao y el hongo Monilíophthora rorerí conocido como monilia del cacao. En este caso, el hongo afecta la mazorca de cacao causando grandes pérdidas en la producción de granos.

Insectos polinizadores

¿Por qué producir cacao en sistemas agroforestales?

La producción del cacao en un sistema agroforestal trae muchos beneficios para las familias productoras. El área donde se siembra el cacao puede aprovecharse al máximo estableciendo otros cultivos y árboles. La producción de diferentes productos ayuda a mejorar la nutrición del suelo y la economía de las familias.

Durante los tres primeros años del establecimiento del cacao, es posible cultivar maíz, frijol, gandul (frijol abono de cobertura), banano y plátano, que en pocos meses producen alimentos para la familia. Una parte de la producción puede venderse para garantizar el manejo del cultivo del cacao y enfrentar otras necesidades de las familias. 

Los árboles acompañantes del cacao como laurel, roble, madero negro, producen madera y leña. Otros árboles como la naranja, el limón y el aguacate producen frutas para el consumo y la venta.