Selección de sitios para la producción del cacao en un sistema agroforestal

Aspectos a considerar para seleccionar el sitio para buen desarrollo y abundante producción del cultivo de cacao.

Para seleccionar el sitio para buen desarrollo y abundante producción del cultivo de cacao, se debe considerar las exigencias del cultivo en cuanto al clima, altura y suelo.

¿Cuáles son los requerimientos de clima y altura para el cultivo del cacao?

El cacao es una especie de planta originaria y adaptada al clima tropical. En cuanto a la El cacao es una especie de planta originaria y adaptada en clima tropical.altura, el cacao se adapta bien desde el nivel de mar hasta los 900 metros de altura del terreno.

El cacao se desarrolla en forma óptima donde la temperatura se mantiene entre los 22 grados y los 30 grados Centígrados. Este rango de temperatura permite al cacao tener un buen desarrollo vegetativo y dar cosechas abundantes.

Cuando la temperatura entre el día y la noche varía en más de 9 grados centígrados, afecta el desarrollo y la producción. Temperaturas mayores de 38 grados centígrados y menores de 15 grados Centígrados, afecta el funcionamiento de la planta y su productividad. 

 

Las zonas donde caen lluvias entre 1,500 a 2,500 milímetros por año, son las mejores para el cultivo de cacao. Es necesario que la lluvia tenga una buena distribución durante todos los meses, porque períodos secos prolongados, de más de dos meses, afecta la producción y marchita los árboles.

En lugares donde las lluvias son menores de 1,500 mm y hay meses prologados de sequía, es necesario establecer sistemas de riego para evitar el riesgo de perder las plantaciones. Por ser originario de bosques tropicales, el cacao requiere un alto grado de humedad en el aire para su desarrollo y producción.

El grado adecuado de humedad relativa para el cacao es de 80 %, aunque se desarrolla bien donde la humedad relativa se mantiene mayor al 70 %. Las tierras donde soplan vientos fuertes permanentes no son aptas para el cultivo de cacao. Bajo estas condiciones se debe establecer barreras rompevientos con árboles frondosos.

Barreras rompevientos con árboles frondosos.

¿Cuáles son los requerimientos de suelo para el cultivo del cacao?

La productividad de las parcelas del cacao depende fundamentalmente de la calidad del suelo. Esta calidad se determina por las característica físicas, características químicas y características biológicas.

Características físicas del suelo

Explorar el terreno por medio de calicata para examinar las características físicas del suelo.Un buen suelo para el cacao debe ser profundo que permita la penetración de la raíz hasta 1.5 metros. Las capas arcillosas del suelo no deben ser duras que impidan la penetración de la raíz y el aire. El buen suelo debe tener texturas medianas con buen equilibrio de arena o tierra suelta y arcilla.

Las arcillas de colores grises, azules, verdes o amarillo intenso y pegajosas no son aptas para el cacao. Las arcillas de color negro y con pintas de color rojizo son buenas porque permiten la entrada de aire y muestran un alto contenido de materia orgánica.

Los suelos que tienen capas profundas de arena no son aptos para el cultivo del cacao porque son pobres en nutrientes y pierden el agua rápidamente en el verano causando que se marchiten las plantas de cacao. Un buen suelo para el cacao debe tener capacidad de retener agua, y buen drenaje para evitar encharcamientos.

 

Características químicas del suelo

Las características químicas determinan las condiciones de fertilidad de los suelos. De alguna manera, estas características pueden ser modificadas mediante la aplicación de abonos orgánicos o químicos que suministran los nutrientes para corregir las deficiencias de los nutrientes.

El cacao requiere una gran cantidad de nutrientes para el desarrollo y la producción en forma sostenida. Por ejemplo, 1,100 plantas cosecheras de cacao sembradas en una hectárea extraen 453 kilos de nitrógeno durante el año, 114 kilos de fósforo,  788 kilos de potasio, 40 gramos de manganeso y 10 gramos de zinc. Los suelos fértiles de las parcelas del cacao deben tener la capacidad de garantizar estos elementos.

En base a la capacidad de suministrar estos elementos, los suelos cacaoteros se pueden clasificar: alta fertilidad, media fertilidad y baja fertilidad en base a los datos de análisis de suelo.

Las características químicas de suelo se determinan con análisis de laboratorios.

De la composición y estructura del suelo, las plantas obtienen su alimento, en especial ciertos componentes como el nitrógeno de símbolo N.

El nitrógeno contribuye al desarrollo del tronco, las ramas y las hojas. Es el responsable del verdor de las hojas o follaje. Cuando se aplica en exceso afecta la producción de flores, las mazorcas y las raíces. Una de las fuentes orgánicas del nitrógeno son los frijoles abonos como el Canavalia, el frijol caballero y el Mucuna conocido como el frijol Terciopelo y abonos hechos de compostaje y estiércol de ganado.

El fósforo, cuyo símbolo es la letra P, refuerza la resistencia de las plantas a los ataques de plagas, enfermedades y las sequías. Contribuye al desarrollo de las raíces y se encuentra en el polvo de hueso y en los abonos hechos a base de pulpa de café.

El potasio favorece la floración y al desarrollo de las mazorcas y se encuentra en la ceniza de la leña y la madera. Su símbolo es la letra K.

Además, están otros elementos secundarios como calcio, el azufre y el magnesio y los llamados oligoelementos como el hierro y el cobre. Las plantas los necesitan en pequeñas cantidades para estar vigorosas, con buena forma y libres de infecciones.

Los abonos completos NPK de origen mineral constituyen la mayor parte de los abonos vendidos por la industria química y también están los abonos orgánicos.

Características biológicas del suelo

La productividad de un cacaotal y la sostenibilidad de la producción por largo período depende de la calidad de vida del suelo, donde habitan los organismos descomponedores. Estos organismos viven de los tejidos muertos, transformándolos en nutrientes elementales. Estos nutrientes los aprovechan las plantas, para su crecimiento y producción.

Un suelo con mayor cantidad de materia orgánica tiene mayor nivel de actividad biológica. En estos suelos, los microorganismos descomponen la materia orgánica fresca y el humus; liberando nutrientes elementales; esto ayuda a que los minerales del suelo los absorban las plantas.

Mayor cantidad de materia orgánica significa mayor nivel de vida.

¿Cómo seleccionar un sitio para producir cacao en un sistema agroforestal?

La selección de un sitio para establecer cacao es un proceso complejo que amerita varias reflexiones. Primero, uno debe ver cuáles son los objetivos de la parcela de cacao. Luego, se debe analizar las condiciones de clima. Finalmente, se debe analizar las propiedades del suelo para tomar una decisión sobre la siembra del cacao.

Para reflexionar sobre el objetivo del cultivo de cacao, es necesario hacer las siguientes preguntas: 

  • ¿Será una producción con uso intensivo de insumos químicos?
  • ¿Será una producción orgánica con insumos naturales? 
  • ¿Será una producción agroecológica con recursos locales? 
  • ¿Será una producción especializada para un mercado especial?

Estas reflexiones nos darán pautas para saber cuáles son las exigencias sobre la parcela de cacao.

Reflexionar sobre el objetivo del cultivo.

Para reflexionar sobre las condiciones de clima y la altura nos planteamos las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es la altura del sitio? 
  • ¿ Las plantas de cacao podrían desarrollarse a esta altura? 
  • ¿Qué tanto llueve en el sitio y cómo está la distribución? 
  • ¿Qué tan largo es el período seco? 
  • ¿Las plantas de cacao van a sufrir falta de agua o exceso de agua? 
  • ¿Cuál es la temperatura promedio, máxima y mínima? 
  • ¿Las plantas de cacao van a sufrir mucho calor o frío? 
  • ¿Cómo sopla el viento durante el año? 
  • ¿El viento dañará las plantas de cacao?

Esta reflexión nos dará pautas para saber si hay condiciones del clima y altura para el desarrollo del cultivo.

Reflexionar sobre suelo y clima.

Para reflexionar sobre las condiciones de suelo y la fertilidad nos planteamos las siguientes preguntas: 

  • ¿Cómo está la pendiente del suelo? 
  • ¿El cacao y los árboles se deben sembrar en este pendiente? 
  • ¿Cómo son las características físicas del suelo? 
  • ¿Las características físicas son apropiadas para el cacao? 
  • ¿Cómo son las características químicas del suelo? 
  • ¿Las características químicas son buenas para el cacao? 
  • ¿Cómo son las características biológicas del suelo? 
  • ¿Las características biológicas son convenientes para el cacao? 
  • ¿Qué técnicas y ajustes debemos proponer para mejorar el suelo?

Esta reflexión nos dará pautas para saber si hay condiciones de suelo y fertilidad para el desarrollo del cultivo.

Revisión del tipo de suelo.

¿Cómo evaluar los requerimientos de suelo y clima en sitios potenciales para el cacao?

En la siguiente tabla se presentan los requerimientos y métodos para la evaluación de las necesidades de suelo y el clima para el cultivo de cacao.

Algunos métodos contemplan observaciones de campo y otros necesitan análisis de laboratorio. En varias ocasiones se puede combinar las dos formas.

La información sobre la temperatura, humedad, precipitación y altura sobre el nivel del mar se debe verificar a través de fuentes oficiales. En cada país se monitorea y proporciona información de clima y agricultura.

Las estimaciones sobre la cantidad de luz y viento se pueden realizar en base a la presencia de especies de árboles existentes en el área potencial, a través de un inventario de las especies. Los resultados del inventario también permitirán reflexiones sobre la distribución y calidad de la sombra para la selección de especies para sombra temporal y permanente.

Levantar un inventario de árboles.

La comparación de los requerimientos de suelo y clima, con las condiciones de la zona en donde se establecerá el cultivo de cacao en un sistema agroforestal, nos permitirá identificar los puntos críticos para atender durante toda la etapa de vida del cultivo.

En el caso de Nicaragua, Honduras y El Salvador, ya existen mapas que indican las zonas potenciales para el cacao. Las zonas han sido identificadas a partir de las condiciones de los territorios. A partir de este mapa las familias y las organizaciones pueden identificar los territorios óptimos para el establecimiento del cacao en sistemas agroforestales. 

Mapas que indican las potenciales zonas para el cultivo del cacao 

 

Información facilitada por la fundación HELVETAS Honduras