El suelo y los nutrientes en los cacaotales

¿Dónde están los nutrientes en un cacaotal?

¿Qué es el suelo?

En agricultura, la palabra suelo se refiere a las capas superiores de la tierra. El suelo es un recurso natural y vivo que se forma a partir de la descomposición de las rocas y de la materia orgánica que son modificadas por el sol, el agua, el aire, las bacterias y los hongos que viven en el suelo.

El suelo es un recurso natural y vivo

Si la composición del suelo se representa por el número 100, 45 partes son materia que proviene de las rocas, 25 partes está formado por el agua, 25 partes está formado por el aire y 5 partes son de materia orgánica.

Cuando estas partes están en proporciones adecuadas, el suelo provee a las plantas de elementos esenciales, a los cuales se les llaman nutrientes.

El suelo tiene roca, aire, agua y materia orgánica

El suelo almacena agua y oxígeno para la respiración de las raíces de las plantas y es donde las plantas están sujetas. Cuando el suelo tiene mucha agua, también tiene poco aire. Cuando el suelo tiene poca agua, también tiene mucho aire.

El agua disuelve las sustancias presentes en el suelo; entre ellas, las sales que son los nutrientes que favorece un mejor crecimiento de las plantas. Las raíces de las plantas respiran el aire que está presente en el suelo, lo mismo que los organismos encargados de descomponer los residuos de plantas y animales.

La materia orgánica es la que junto a los minerales aporta la mayor fuente de azufre y fósforo. La materia orgánica es la única fuente de nitrógeno natural que se forma con los restos de plantas y animales. La materia orgánica, gracias a la acción de los microorganismos, se transforma en humus.

La materia orgánica es la mayor fuente de azufre y fósforo

¿Dónde están los nutrientes en un cacaotal?

El suelo contiene grandes reservas de nutrientes, aunque no todos estén disponibles para las plantas, sobre todo el nitrógeno y el fósforo. En los terrenos donde el cacaotal está asociado con árboles, hay más nutrientes almacenados en esos árboles que en el suelo.

Cuando estos árboles botan las hojas al suelo, la hojarasca se descompone y los árboles de cacao se alimentan de estos nutrientes.

Las plantas de cacao también producen gran cantidad de hojarasca. Las hierbas que cubren el piso o suelo del cacaotal, cuando mueren o son cortadas, se descomponen y aportan otra cantidad de nutrientes.

Las plantas de cacao producen hojarasca.

Las otras entradas de nutrientes vienen de la lluvia y de la descomposición de los minerales de las rocas. En los suelos delgados o jóvenes, esto es importante, mientras que en los suelos profundos y viejos, tiene poca influencia.

Nutrientes vienen de la lluvia y de las rocas.

 

Los aportes de nutrientes de la lluvia y de los minerales de las rocas son lentos y cada año sólo aportan una pequeña parte en relación con lo que aportan los árboles por la hojarasca.

Estos nutrientes además de alimentar a la planta, son los que permiten formar la mazorca de cacao.

Al momento de la cosecha se corta la mazorca y se sacan los granos de cacao.

Así, se va gran parte de los nutrientes de la parcela.

En un cacaotal es importante mantener un equilibrio o balance de los nutrientes que entran y de los que salen.

 

¿Cómo son los procesos que facilitan la movilización de los nutrientes?

Cada zona cacaotera se caracteriza por un tipo de suelo, de clima y de la cantidad de materia orgánica. Eso hace que la distribución de los nutrientes en los suelos cacaoteros no sea igual.

Ciertos árboles atrapan el nitrógeno.

 

La entrada de nutrientes se presenta de varias formas:

Hay nutrientes que llegan por la descomposición de las rocas.

Los nutrientes del polvo de la atmósfera que caen con la lluvia.

El nitrógeno del aire que ciertos árboles de variedad de leguminosas atrapan en sus raíces, como el poró, la guaba, el cuajiniquil y los frijoles.

Los nutrientes que arrastra la lluvia desde las áreas más altas.

Los nutrientes provenientes de la descomposición de la hojarasca de los árboles y de las plantas del cacao.

Los nutrientes que están más profundos en el suelo no pueden ser utilizados por las plantas que tienen raíces superficiales; únicamente los árboles que tienen raíces profundas alcanzan estos nutrientes, los trasladan a sus hojas y luego los depositan en el suelo a través de la caída de la hojarasca.

 

Árboles extraen nutrientes para la formación de la mazorca.

 

Por ejemplo, durante un año los árboles en un cacaotal aportan al suelo 200 libras de nitrógeno, 22 libras de fósforo, 77 libras de potasio, 50 libras de magnesio y 308 libras de calcio por hectárea.

Por otro lado, una cosecha de 22 quintales de semilla de cacao necesita extraer la siguiente cantidad de nutrientes en el suelo: 66 libras de nitrógeno, 17 libras de fósforo, 88 libras de potasio, 28 libras de calcio y 22 libras de magnesio.

Estos mismos árboles también extraen nutrientes para la formación de la mazorca y el cuerpo del árbol.

 

Los árboles de sombra ayudan a que los nutrientes estén disponibles para las plantas de cacao, lo que aumenta la producción del cacao. Este efecto se puede mejorar si se podan los árboles y se dejan los residuos en el suelo, para que se descompongan.

El aumento de la cosecha aumenta la salidas de nutrientes en los granos y para lograr el equilibrio o balance de los nutrientes que entran y los que salen de la parcela, se le agrega abono natural; en los sistemas de cacao sin árboles, donde se pierden los nutrientes que arrastran las lluvias, se necesitan mayores niveles de abonos.

¿Cómo es el proceso de descomposición en el suelo cacaotero?

Las hojas caídas, los frutos, las ramas, las raíces que se mueren y todo resto de los árboles es la materia orgánica que nutre al suelo que después de ser descompuesta, puede ser aprovechada por las plantas.

Las hojas caídas, los frutos y las ramas descompuestas son aprovechada por las plantas

La cantidad de nutrientes que aporta la hojarasca depende de las especies de árboles y de los elementos que tienen en las hojas, las ramas, los frutos y el tallo. La concentración de elementos minerales es mayor en las hojas que en las ramas, tallos y las raíces.

Las hojas de los árboles que quedan sin hojas una vez al año, tienen mayor concentración de Nitrógeno que los árboles que siempre tienen hojas. Los materiales más jóvenes se descomponen mas fácilmente que los viejos. Los materiales de las podas se descomponen y liberan nutrientes que pueden  satisfacer la nutrición del cultivo.

Si se logra producir gran cantidad de nutrientes en un solo momento éste se puede perder, si no ocurre en la etapa en que la planta lo necesita, como es el tiempo de crecimiento, floración y cosecha, que es donde hay mayor demanda.

Por otro lado, si la descomposición es lenta, puede afectar a la planta si necesita nutrientes a lo inmediato, pero eso garantiza que habrá nutrientes por unos años.

¿Qué papel juega la materia orgánica en los suelos cacaoteros?

La presencia de materia orgánica mejora la aireación del suelo y la penetración del agua, retiene mejor el agua y resiste el lavado del suelo o erosión. La capacidad de almacenar el agua es de 4 a 6 veces más que su propio peso.

La materia orgánica y el humus ayudan a reducir las variaciones diarias de temperatura, aumentan la porosidad del suelo y en los suelos arcillosos disminuye lo pegajoso.

La materia orgánica mejora la aireación

La materia orgánica le da un color oscuro a las capas superficiales del suelo, lo que permite que absorba calor. Esto favorece la actividad y vida de los  microorganismos, los que a su vez, descomponen la materia orgánica.

La materia orgánica suministra nutrientes esenciales a las plantas principalmente el nitrógeno, potasio, azufre y micronutrientes.

Lo más importante de la materia orgánica es el aumento de la actividad de la vida del suelo, que es la que descompone la materia orgánica fresca y ayuda, además, a que los minerales del suelo puedan ser absorbidos por las plantas.

Lo más importante es el aumento de la vida del suelo