El manejo de la sombra en el cacaotal

¿Cuál es el nivel óptimo de sombra que requiere el cacao?

¿Cómo afecta la sombra a las plantas de cacao?

Una sombra adecuada limita la luz disponible para las malas hierbas

El manejo agroecológico de cacao es una serie de acciones que permiten asegurar un ambiente en el cacaotal que favorece el surgimiento de agentes de control natural de plagas.

La modificación del ambiente físico contempla la reducción de la disponibilidad de alimento, agua, luz, refugio y espacio para las plagas y enfermedades. Al utilizar una sombra adecuada en los cacaotales se limita la luz disponible para las malas hierbas. Así, las malas hierbas crecen poco y causan menos problemas.

En un cacaotal donde hay muchas especies de plantas, incluyendo árboles de sombra, frutales y musáceas como el plátano y el banano, conviven varios organismos, entre ellos, los agentes de control natural de las plagas. Por lo tanto, la incidencia de plagas y enfermedades en un cacaotal con sombra adecuada es mucho menor.

El exceso de sombra afecta el desarrollo del cultivo, principalmente su capacidad de florecer y producir mazorcas. Mucha sombra crea un ambiente favorable para el desarrollo de ciertas plagas y enfermedades, las cuales afectarán la producción del cacao y, en consecuencia, su rentabilidad.

Demasiada sombra en el cacao afecta los resultados esperados de otras prácticas de manejo. Por ejemplo: de nada sirve aplicar abonos orgánicos al cacao que tiene demasiada sombra porque no va a florecer . En este sentido estaríamos perdiendo dinero y mano de obra.

El exceso de sombra afecta el desarrollo del cultivo

¿Cuál es el nivel óptimo de sombra que requiere el cacao?

Sombra temporal de cacaoEl cacao es una planta que crece bien bajo sombra de otros árboles, pero si se desea producir cacao para la venta, es necesario atender con cuidado el grado de sombra que los árboles acompañantes proporcionan.

Para definir el nivel de sombra apropiado es necesario tomar en cuenta el clima y suelo donde se desarrolla el cultivo del cacao. Si el clima no es el más adecuado para el cultivo del cacao o los suelos son pobres de nutrientes, la sombra se vuelve más importante. Al contrario, si el suelo es muy fértil y el clima es adecuado para el cultivo del cacao se puede utilizar menos sombra para el cacao.

De manera general, se puede decir que durante los primeros años de crecimiento, el grado de sombra adecuado para el cacao es entre 50 y 70 %, es decir que necesitan mucha sombra durante los primeros años de crecimiento. Esta sombra es proporcionada por especies de árboles y arbustos que se siembran dentro del sistema de manera temporal.

En plantaciones jóvenes y adultas, donde la propia sombra de los árboles de cacao es considerable, el grado de sombra de los árboles acompañantes se debe reducir al 25 %; o sea una cuarta parte. Generalmente, este nivel de sombra es proporcionada por especies de árboles que estarán por un mayor tiempo dentro del sistema; esto se denomina sombra permanente.

Sombra permanente de cacao

¿Cómo garantizar los niveles deseados de sombra en el cacao?

Parcela de cacao bajo sombra regulada de laurel.

Para el caso de la sombra temporal se alcanza el nivel deseado de sombra de 50 a 70 % sembrando plátano, banano,  gandul o higuera. Estas plantas se siembran entre los ocho a diez meses antes de establecer el cacao y a la misma distancia. También pueden establecerse especies  de árboles  como Madero Negro, Poroporo y  Guaba a distancias de tres a seis metros.

Con relación al nivel de sombra permanente se logra el nivel deseado de sombra de 25 a 35 % estableciendo especies arbóreas como Laurel,  Guanacaste,  Cedro Real,  Caoba y especies frutales como aguacate y cítricos.

No es recomendable sembrar coco y pejibaye dentro de la parcela de cacao porque sus raíces se desarrollan de forma  que  no dejan crecer las raíces de los cacaotales.

Toda la sombra temporal la debemos eliminar poco a poco al tercer año

¿Cómo regular los niveles de sombra en el cacao?

El exceso de sombra es perjudicial en el cultivo del cacao, sin embargo, su escasez también puede ser fatal. En este sentido, regular la sombra cobra importancia. Por eso, es necesario tener la habilidad de “quitar donde sobra y poner donde hace falta”. La regulación de sombra se puede realizar disminuyendo la población de árboles, podando la copa de los árboles o bien usando una combinación de ambas prácticas.

En el caso de especies como gandul y la higuera, se deben eliminar las plantas que se caen y aprovechar las semillas para el consumo o la siembra.

Se regula la sombra con poda de ramas.

Toda la sombra temporal la debemos eliminar poco a poco al tercer año, dejando el tallo del  plátano o banano en el suelo cortado en trozos pequeños y bien distribuidos en la plantación.

Las especies de mayor altura como Madero Negro,  Guabas y otras especies se regulan de 2 a 3 veces en el año a través de podas de ramas, permitiendo el paso de la luz solar hacia el cacao o a través de la eliminación de árboles.

Se eliminan los árboles con anillamiento de tronco

Antes de realizar la regulación de la sombra es recomendable tener una información detallada sobre la cantidad, tipos y ubicación de árboles a tratar. Lo que se busca es tener una sombra pareja y bien distribuida, realizando una regulación de sombra de forma ordenada y permanente a cada uno de los árboles que están dentro del área del cacao.

La regulación de la sombra es parte del Plan de Manejo donde se eliminan árboles con pobre crecimiento y las ramas enfermas o defectuosas. También se realiza el raleo o la poda de árboles vigorosos y de igual forma, solamente si hay sombra excesiva. Cuando sea necesario, se pueden cortar o eliminar los árboles como un último recurso para regular la sombra.

Las actividades  principales para realizar la regulación de sombra:

  • Corte de árboles a través del raleo.
  • Corte de ramas que se entrecruzan entre un árbol y otro.
  • Corte de ramas inferiores para elevar la altura de la sombra.
  • El anillamiento en la corteza del árbol para que se seque nos facilita sacarlo evitando el mayor daño posible a las plantas.
  • Inyección con herbicidas para provocar una muerte lenta del árbol.
  • Corte con motosierra aplicando la técnica de tumba dirigida sobre las calles del cultivo.

Cada una de las actividades serán aplicables de acuerdo con las condiciones del cultivo como: la edad, la cantidad de sombra, el tamaño de los árboles y las distancias de siembra.

Se busca tener una sombra pareja y bien distribuida