Crear un ambiente favorable para el cacao

Acciones para crear un ambiente favorable para el cacao a través de establecer un sistema diversificado, con un buen manejo de sombra y con un buen manejo del suelo del cacaotal.

El manejo agroecológico del cacaotal tiene que ver con las acciones que aseguran que el ambiente físico favorezca al cultivo y a los agentes de control natural y desfavorezca a las plagas.

La modificación del ambiente físico contempla la reducción de la disponibilidad de alimento, agua, luz para las plagas

La modificación del ambiente físico contempla la reducción de la disponibilidad de alimento, agua, luz, refugio y espacio para las plagas. Al utilizar una sombra adecuada en los cacaotales se limita la luz disponible para las malas hierbas. Por lo tanto, no hay muchos problemas de malas hierbas en los sistemas agroforestales con el cacao.

En la siguiente sección vamos a ilustrar acciones para crear un ambiente favorable para el cacao a través del establecimiento de un sistema diversificado, con un buen manejo de sombra y con un buen manejo del suelo del cacaotal.

Establecimiento de un sistema diversificado

Para crear un ambiente favorable para el cultivo del cacao y agentes de control natural, se debe fomentar la mezcla de árboles de distintas especies, como árboles acompañantes del cacao. La variedad de los árboles generarán varios tipos de hojarasca que hace más eficiente el proceso de descomposición y así favorecer la actividad de los microorganismos.

La variedad de los árboles generarán varios tipos de hojarasca

Al momento de diseñar y establecer los sistemas, se debe tomar en cuenta los requerimientos nutricionales y el espacio requerido por cada una de las especies, tanto sobre el suelo, como bajo suelo. Muchas especies en estado adulto tienen diferencias en cuanto a su altura, tamaño de copa y sistema radicular; dichas características deben ser consideradas al momento de establecerlas dentro del sistema.

Buen manejo de sombra

El cacao es una planta que crece bien bajo sombra de otros árboles, pero si se desea una alta productividad y una buena calidad de los granos de cacao, es necesario atender con cuidado el grado de sombra que los árboles acompañantes proporcionan.

Para definir el nivel de sombra apropiado es necesario tomar en cuenta el clima y el suelo donde se desarrolla el cultivo del cacao. Si el clima no es el más adecuado o los suelos son pobres de nutrientes, la sombra se vuelve más importante. Al contrario, si el suelo es muy fértil y el clima es adecuado para el cultivo del cacao se puede utilizar menos sombra para el cacao.

Para definir el nivel de sombra apropiado es necesario tomar en cuenta el clima y el suelo

De manera general, se puede decir que durante los primeros años de crecimiento, el grado de sombra adecuado para el cacao es entre 50 y 70 %, es decir que necesitan mucha sombra. Esta sombra es proporcionada por especies de árboles y arbustos que se siembran dentro del sistema de manera temporal.

En plantaciones jóvenes y adultas donde la propia sombra de los árboles de cacao es considerable, el grado de sombra de los árboles acompañantes se debe reducir al 25 % o sea una cuarta parte; generalmente, este nivel de sombra es proporcionada por especies de árboles que estarán por un mayor tiempo dentro del sistema, a esto se le conoce  sombra permanente.

En un cacaotal donde hay muchas especies de plantas, la incidencia de plagas y enfermedades es menos

En un cacaotal donde hay muchas especies de plantas, incluyendo árboles de sombra, musáceas y frutales, conviven varios organismos, entre ellos, los agentes de control natural de las plagas. Por lo tanto, la incidencia de plagas y enfermedades en un cacaotal con sombra adecuada es mucho menor.

Buen manejo de piso

El piso o suelo de un cacaotal se puede valorar como una sábana hecha con diferentes parches; tiene suelo desnudo, suelo con hojarasca, cobertura muerta y diferentes tipos de hierbas que lo cubren, unas beneficiosas al cacao y otras no.

Este suelo  se mantiene y evoluciona con el tiempo, bajo los árboles de sombra y las plantas de cacao. Esa evolución depende del manejo que se le dé y se puede lograr que las hierbas convivan con las plantas de cacao para conservar el suelo en excelentes condiciones.

El piso de un cacaotal se puede valorar como una sábana hecha con diferentes parches

Los productores que “controlan” las malas hierbas trabajan a corto plazo y su meta es reducir las afectaciones de todas las malas hierbas. En todas las parcelas se realizan chapodas totales. Los productores convencionales emplean peligrosas mezclas de herbicidas, sin tomar en cuenta las diferencias de las hierbas que hay en los suelos de los cacaotales.

Si se quieren “manejar” las malas hierbas hay que cambiar el enfoque. Es necesario entender que hay diferencias entre los pisos de los cacaotales. Hay que observar los tipos de hierbas, analizar sus daños y beneficios respectivos y dirigir las prácticas hacia la reducción de las “peores” malas hierbas, y favorecer las hierbas de cobertura.

Para un buen manejo del suelo del cacaotal hay que pensar en eliminar la competencia y asegurar la conservación

Para un buen manejo de piso, se debe de tener un plan a mediano plazo, para cambiar los tipos de hierbas, pensando no solamente en la competencia de las hierbas con el cultivo de cacao, sino también en la conservación del suelo y la conservación de la fauna nativa de los cacaotales.