Icon Icon

El árbol de cacao

Para su mejor crecimiento y desarrollo, el cultivo de cacao necesita  suelos con buena proporción de arena, arcilla y limo, lo que se conoce como textura, buena profundidad y buen drenaje; ricos en materia orgánica.

El cacao se adapta en suelos desde el nivel del mar hasta los 900 metros, con un clima húmedo y lluvioso y una temperatura entre 24 y 26 grados centígrados.

El árbol del cacao alcanza una altura entre 4 y más de10 metros cuando crece libremente. Su copa es redonda, con un ancho de 2 a 4 metros.

El tronco es recto y su forma depende de las podas de formación.

La raíz, la planta de cacao tiene una raíz principal que crece hacia abajo hasta unos 2 metros y muchas raíces secundarias que salen hacia los lados en los primeros 30 centímetros del suelo.

La raíz además de sujetar la planta al suelo absorbe y conduce por el interior de la planta, el agua con las materias nutritivas.

El tronco y ramas tienen una estructura leñosa y sostiene con firmeza la copa del árbol, hojas, ramas, flores y frutos. El cacao es una especie cauliflora, es decir, las flores y frutos aparecen en el tronco o las viejas ramificaciones.

En una planta proveniente de semilla, el tallo crece verticalmente y después de alcanzar de 1 a 1,50 metros de altura, detiene el crecimiento apical y emite 3 a 5 ramas laterales (plagiotrópicas), formando lo que se llama una "horqueta" o "molinillo". Las ramas laterales a su vez se ramifican abundantemente. Debajo de la primera horqueta se desarrolla verticalmente un chupón, que crece hasta formar un nuevo "piso" y así sucesivamente continúa el crecimiento vertical u ortotrópico de la planta.

Un árbol reproducido vegetativamente o por injerto, como el caso del cacao clonal presenta una conformación diferente sin el predominio de un tallo principal. No muestra un tallo único, predominando el crecimiento de ramas laterales. El crecimiento vertical y la formación de la horqueta o molinillo tiene que ser inducido a través de tutores y podas de formación.


Hoja de cacao.

Las hojas del cacao son simples, alargadas, enteras y su función principal es elaborar a través del proceso de la fotosíntesis los carbohidratos que la planta necesita para el crecimiento y producción.

Sus colores van desde el café claro, morado, al rojizo y verde pálido.

Entre cada intersección de rama, se encuentra una yema axilar, que es la que se utiliza para reproducir plantas por injerto.



Flor de Cacao.

Las flores del cacao son pequeñas y se producen en racimos pequeños llamados cojines florales, que pueden tener desde 40 a 60 flores que brotan sobre el tronco y las ramas sostenidas por un pedúnculo o tronquito de donde está pegada la flor de uno a tres centímetros de largo. Las flores tienen el color de acuerdo con la variedad del cacao. Las hay desde rosado, púrpura y blancas.

La forma de la flor es de una estrella de cinco puntas.

Estas puntas son los pétalos que son estrechos en la base y se ensanchan en su extremo formando un pequeño capuchón de un centímetro a un centímetro y medio de ancho.

Tiene de dos a dos y medio centímetro de largo.

Las flores se abren por las tardes y permiten ser polinizadas durante todo el día siguiente.

La flor del cacao no siempre se fecunda a sí misma, sino que requiere del polen de otra flor, de otra planta. Este tipo de formas convierte al cacao en una especie altamente alógama o de polinización cruzada. Este intercambio de polen de una flor a otra se realiza en un 95 % por diminutos insectos del género Forcipomyia, que es un micro díptero (tipo mosquita) muy activa en horas tempranas de la mañana.



Frutos de cacao.

El fruto o mazorca se considera una baya sostenida por un pedúnculo fuerte fibroso que evita que se desprenda del tallo aún estando maduro.

Tienen diferentes formas y tamaño, de acuerdo con la variedad. Miden entre 15 a 30 centímetros de largo y de 7 a 10 centímetros de ancho. Son puntiagudas y con camellones a lo largo de la mazorca. Hay mazorcas de cáscaras lisas, arrugadas, de formas redondas y alargadas, de colores variados que van desde rojas, amarillas, verde, moradas o café.

En su parte interna se encuentran las semillas alineadas en cinco filas unidas a una placenta central.

Cada mazorca contiene en promedio de 20 a 40 semillas.

El tiempo que transcurre desde la fecundación del ovario en la flor hasta la madurez del fruto, varía entre 5 a 6 meses, dependiendo del tipo genético y sobre todo las condiciones agroclimáticas de la zona.

Las semillas pueden ser planas o redondeadas, de color blanco, café o morado, de 2 a 3 centímetros de largo.

Las semillas están recubiertas por una fina capa que se conoce como mucílago y es de color blanco, de sabor dulce o algo ácida, según su procedencia genética.

 



Semillas de cacao

La semilla en el interior está formada por dos cotiledones de forma ovalada y aplanada.

Son ricas en almidón, proteínas, grasas, lo cual les da un alto valor nutritivo.

La semilla germina rápido al llegar a la madurez cuando pierde el mucílago o baba y no se pueden almacenar para siembra.

Contáctanos

Para más información puedes escribirnos a [email protected]
También puedes escribirnos al WhatsApp
Icon